Depositaron las cenizas…pero ese no era el plan original

Depositaron las cenizas…pero ese no era el plan original

En la Declaración de Impacto Ambiental original, se estableció que AES no planificaba depositar las cenizas, ni sus derivados, en los vertederos de la Isla. ¿Qué rayos pasó?

La Policía, los dueños del vertedero Peñuelas Valley Landfill, líderes comunitarios y funcionarios de gobierno, se reunirán el próximo jueves para llegar a un “entendimiento” en cuanto al depósito de cenizas; esto en lo que el Tribunal Supremo analiza el caso.

Así lo informó el alcalde de Peñuelas, Walter Torres Maldonado. Añadió que la reunión será en el coliseo Roberto Clemente.

“Si el jueves no se llega a un acuerdo, el domingo próximo llega el gobernador y le vamos a pedir que incluya el Proyecto 370 en la sesión extraordinaria”, expresó el alcalde refiriéndose al proyecto del Senado 0340 que radicó la senadora independentista María de Lourdes Santiago.

Este proyecto expone la problemática del depósito de cenizas en la Isla y busca “crear la ley para prohibir el uso de las cenizas de carbón o de cualquier residuo de combustión de carbón como material de relleno en proyectos de construcción o en vías, y su depósito en terrenos o en cuerpos de agua naturales o artificiales”.

Por el momento, el alcalde del pueblo donde más se han llevado a cabo las manifestaciones, ya que es la locación del principal depósito de cenizas en la Isla, pidió al propietario del vertedero parar el depósito.

Empero, las manifestaciones contra el depósito de cenizas en el vertedero Peñuelas Valley Landfill por parte de la cogeneratriz AES continúan. Incluso, planificaron llevar sus reclamos directo a La Fortaleza en búsqueda de que el proyecto del Senado 340 se incluya en la agenda de la sesión extraordinaria que convocó García Padilla.

¿El argumento principal? Las cenizas de carbón afectan la salud humana y el medioambiente.

El depósito había sido prohibido en agosto de este año a través de un injunction, un mandamiento judicial que prohíbe continuar con una acción que perjudique el derecho de alguna persona. Sin embargo, el 9 de noviembre esta orden fue eliminada por un panel de jueces del tribunal intermedio.

Por lo que el lunes 21 de noviembre, reinició el depósito de cenizas.

Manifestantes se hacen sentir

Desde ese día, opositores, entre estos, residentes de Tallaboa Encarnación y Seboruco, a esta práctica se han dado cita a las instalaciones del vertedero para impedir la entrada de los camiones que transportan toneladas de cenizas.

La semana pasada, los manifestantes no pudieron detener la entrada de unos 30 camiones cargados de cenizas. Por su parte, la compañía dueña y operadora del relleno sanitario peñolano, EC Waste, instó al gobernador y a la Policía de Puerto Rico a intervenir con los manifestantes que desde la mañana habían estado bloqueando el acceso a las instalaciones.

Por su parte, el portavoz de AES, el licenciado Pedro Reyes, expresó, a CyberNews, su rechazo a la idea de que las cenizas depositadas en el vertedero sean tóxicas.

“El afán de los grupos con fines políticos opuestos al uso y disposición de cenizas en vertederos modernos y en cumplimiento con las leyes y reglamentos estatales y federales como lo es Peñuelas Valley Landfill es impedir cualquier progreso y avance de soluciones que ayuden al desarrollo económico y crecimiento de nuestra isla”, comunicó el licenciado Reyes la semana pasada por medio de declaraciones escritas.

Promesa incumplida

AES Puerto Rico, quienes producen energía por medio de la combustión de carbón y, según fuentes, proveen un 15 % de la totalidad que necesita la Autoridad de Energía Eléctrica, opera en el pueblo de Guayama desde el 2002.

En 1995, en la etapa de planificación ambiental de la compañía, se estimó que tendría una producción máxima anual de 433 mil toneladas de ceniza.

En la Declaración de Impacto Ambiental original, se estableció que AES no planificaba depositar las cenizas, ni sus derivados, en los vertederos de la Isla.

AES indicó, en la Resolución Interpretativa en cuanto a la Disposición de Residuos de Combustión de Carbón, que “la ceniza generada en la planta no constituiría un desperdicio porque sería convertida al agregado manufacturado”, producto en forma de bloques de tres pulgadas que luego sería vendidos.

Inicialmente, AES dispuso de toneladas de cenizas en la playa del poblado de Arroyo Barril en República Dominicana. En el 2015, el Centro de Periodismo Investigativo reportó que la multinacional fue acusada “por abandonar en una playa de República Dominicana miles de toneladas de desechos tóxicos que causaron desde abortos hasta malformaciones en niños”.

AES Puerto Rico llegó a un arreglo económico que “dio fin a la batalla legal que vecinos de Arroyo Barril originaron en noviembre de 2009”.

Periodista subgraduada con muchas ganas de hacer, crear y mejorar. Cree en un mundo mejor para todos, pero reconoce que #HayQueMeterCaña.