ExplicamosPiso 13

¿Por qué los millennials son más pobres que sus padres?

ExplicamosPiso 13
¿Por qué los millennials son más pobres que sus padres?

Es probable que conozcas a un millennial que, aunque tenga estudios y mucho ímpetu por trabajar, no la ha tenido fácil para progresar.

Los millennials, jóvenes entre 20 y 35 años nacidos entre 1981 y 1995, disfrutan de un sinnúmero de avances tecnológicos y sociales que, de cierta forma, facilitan de la experiencia humana en el siglo XXI. Por ejemplo: atrás quedaron las largas horas en una biblioteca investigando un tema. Ahora, con un simple clic en un generador de búsqueda recibes millones de fuentes.

Estos avances son maravillosos, sí, pero han causado un futuro económico que no pinta del todo bien y se necesita mucha conciencia para entender la situación para buscar alternativa.

¿Cuál es el panorama?

Desde el 1993 al 2005, el 98 % de los hogares de 25 economías avanzadas como Suecia, Italia, Estados Unidos, Reino Unido registraron un aumento de ingresos, pero el panorama ha cambiado y esta tendencia positiva de ingresos terminó.

Según un informe del McKinsey Global Institute, una firma global que cuenta con más de diez mil consultores y profesionales de la investigación e información, entre 2005 y 2014:

  • Los ingresos reales de un 70 % de los hogares en países que disfrutan de una economía avanzada se estancaron o han disminuido. Eso se traduce a unas 540 millones de personas impactadas.
  • De estos, una cuarta parte registra un estancamiento o caída del ingreso disponible.
  • Un 80% de los hogares en Estados Unidos no registraron ningún crecimiento en el ingreso real. Después de recortes de impuestos y beneficios, casi todas las familias observaron un aumento en el ingreso disponible.

Entre estos países, Italia ha sido el más afectado. El hogar del Coliseo romano también documentó un estancamiento económico entre el 2005 y 2014. Luego de considerar impuestos y beneficios, se determinó que esta caída afectó a un 100 % de los hogares.

¿Cuál es el problema principal?

La desigualdad de ingresos. Lo que antes era accesible para muchos, comienza a serlo para una población privilegiada; las brechas de clases sociales siguen creciendo.

La matemática es simple: ingresos equivale a poder adquisitivo, es decir, dinero para comprar. Si ese ingreso es menor que de la cantidad necesaria para tener una buena calidad de vida, se estanca la economía. En arroz y habichuela, si no cobro bien, no consumo y la economía se estanca.

¿Cómo llegamos a esto?

Factores que pudieron provocar este cambio económico:

  • La profunda recesión y una recuperación débil después de la crisis financiera de 2008
  • El envejecimiento de la población
  • Los cambios en el mercado laboral

Millenial, no pierdas la esperanza

A pesar de que los hogares con ingresos estancados podría elevarse hasta un 80 % en los próximos 10 años, no todo está perdido, según el informe.

Si de la información recopilada se desprende una solución, esta sería la necesidad de aumentar la productividad como impulso al crecimiento y a la creación de nuevos empleos por medio de la inversión en diversos proyectos e iniciativas.

Factores como los cambios en prácticas del mercado laboral, en los impuestos y en transferencias gubernamentales podrían unirse y crear un ecosistema de prosperidad económica (nos hace falta). Ejemplo de esto: Estados Unidos. En el país norteamericano, la reducción de impuestos y el aumento de transferencias lograron traducir ingresos del mercado de los hogares a un aumento en ingresos disponibles.

Los jóvenes miran hacia el futuro

El estudio "La situación de los jóvenes en Puerto Rico: un enfoque multidimensional" de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) creó una radiografía demográfica de esta población:

  • 81.1 % duda que la isla caribeña "estará mejor" en los próximos cinco años
  • 80.9 % cree estarán mejor social y económicamente en los próximos diez años
  • 97.6 % dijo estar de acuerdo con la premisa de que "terminar sus estudios es una meta importante en su futuro"
  • 62.9 % cree que al graduarse de la universidad encontrará un empleo en tiempo razonable.
  • 37.7 % afirmó que la sociedad cree en su potencial

Unos 600 jóvenes participaron del estudio, el cual se llevó a cabo durante el año académico 2015-2016.

Piso 13 / McKinsey & Company