¿Hay mejores opciones que los recortes a la UPR?

Los recintos de Río Piedras, Bayamón, Ponce, Mayagüez, Arecibo, Humacao, Aguadilla y Cayey de la Universidad de Puerto Rico (UPR) ya están en paro protestando por los recortes de $300 millones que pidió la Junta de Supervisión Fiscal a la institución.

Pongámoslo en contexto. La Junta envió el pasado 18 de enero una misiva en la que, además del recorte de la UPR, exigió también disminuir $1 billón en servicios de salud, $200 millones en pensiones, $1.5 billones en reducción de gastos del gobierno, y aumentar $1.5 billones en impuestos para el presupuesto de 2019. 

Suministrada: juntasupervision.pr.gov

Suministrada: juntasupervision.pr.gov

O sea, en dos años el gobierno de Puerto Rico debe reducir $4.5 billones. Entonces, si no se recortan los $300 millones de la UPR, el gobierno tendrá que optar por conseguir esos recaudos de alguna otra parte. Esto implicaría recortes adicionales en otra agencias o servicios gubernamentales, por lo tanto, podría afectar a los pensionados, a los trabajadores y a la población pobre del país. 

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares ha sostenido en varias entrevistas que "no hay opción" en cuanto a los recortes de la UPR. 

La administración universitaria, por su parte, realizó un borrador de plan fiscal en el que proponen y describe cómo se lograría reducir del presupuesto vigente $197,456,042. 

En el documento, entre otras cosas, se plantea reducir a un 20% las exenciones de matrícula, que representaría un ahorro de $3 millones. Se añade que el total estimado de la matrícula ajustada a los ingresos sería de $31,100,000.

¿Crees que se deba seguir lo estipulado por la Junta o escuchar el reclamo de los estudiantes?

Chequea este vídeo que preparamos:

Periodista graduado de la Universidad del Sagrado Corazón (USC).